.

Repujado sobre metales
- Técnica de repujado plano -

Prof. Patricia Jabif

Introducción general a la técnica:
El repujado sobre metales consiste en dar volumen a una lámina de metal que puede ser estaño o aluminio, de manera que por una de sus caras aparezca un diseño con relieve.
Hay varias técnicas de repujado: alto relieve, repujado plano, filigrana, grabado y recubrimiento de piezas.
Se pueden realizar proyectos sobre madera, vidrio y cerámica y si trabajamos con paciencia y prolijidad se conseguirán resultados asombrosos!

Materiales:
Herramientas y materiales básicos para el proceso de repujado:
- una lámina de estaño o aluminio.
- papel de calco, lápiz, goma de borrar y cinta engomada.
- una superficie dura, que puede ser una tabla de durabor o simplemente la mesa en donde trabajamos con un diario.
- una franela, "ballerina", o plancha de gomaeva.
- una birome con punta redonda (si no tiene tinta es mejor).
- un esfumino de grosor mediano. Esto es una herramienta de papel compacto en forma de lápiz y que termina en ambos extremos en punta.
- buril bolita.
Materiales para el proceso de armado y acabado:
- cemento de contacto y su diluyente.
- pátinas: tinta para zapatos negra, tinta china o plata vieja.
- Brasso brillametales si queremos un acabado brillante, o esponja de aluminio fino si queremos un acabado opaco.
- trapos de algodón.
- instrumentos de corte: tijera de uñas curva, tijera grande, punzón de corte, trincheta.
Materiales para el relleno:
- enduído plástico ó
- resina poliester y catalizador.

- Repujado plano -

Paso a Paso
1. Elegir la pieza.
2. Realizar una plantilla de la pieza sobre papel de calco. Diseñar el dibujo o calcarlo sobre esta plantilla, dejando por lo menos medio centímetro de margen entre el diseño y el borde, ya que el metal se puede estirar y el diseño se saldría del contorno.  (FOTO 1)
3. Marcar el contorno de la pieza sobre la lámina de metal y cortar el metal dejando por lo menos medio centímetro de bordes. Esto luego simplificará el pegado y armado.
4. Fijar el dibujo sobre la lámina de metal con cinta engomada y transferirlo sobre una superficie dura sin presionar demasiado. Si usamos aluminio, es indiferente que lado marcar, pero no asi con el estaño. En caso de usar estaño, lo hacemos del lado derecho. (El estaño tiene dos caras y el diseño debe quedar marcado sobre el lado derecho, que es el más amarillo).
5. Ahora, retirar el calco y colocar debajo de la lámina de metal la franela o ballerina. Marcar nuevamente el dibujo por partes y esta vez ejercer presión para que el diseño comience a tomar volumen. Es imprescindible hacerlo por áreas chicas ya que si lo hacemos todo junto se nos deformará el metal.
6. Sacar el paño, dar vuelta el diseño, y ahora, sobre una base dura, primero pasamos el difumino ejerciendo presión entre las líneas y luego contorneamos el diseño suavemente de ambos lados internos para ir afinando y cerrando líneas según requiera el dibujo.
7. Dar vuelta y sobre la misma superficie dura, "planchar" con el difumino alrededor de la zona repujada
8. Repetir los pasos 5, 6 y 7 hasta completar el trabajo.
9. Rellenar las zonas repujadas con enduído o mezcla de resina polyester y catalizador. (Para una tapita de refresco de resina, se utilizan aprox. 5 o 6 gotitas de catalizador. Yo aconsejo teñir la mezcla con colorante ya que así es mas fácil visualizarla). (FOTO 2)

10. Texturar los fondos con rayitas cruzadas, o espirales juntitos o escobilla de acero.
11.  Pegar y armar la pieza.
12. Patinar con tinta para cuero negro. Una vez seca, frotar con un trapo de algodón hasta quitar casi totalmente. El objetivo es que la tinta quede depositada solamente en los bordes, dando así un efecto visual de mayor profundidad. (FOTO 3)

Trabajo terminado:
Este repujado se utilizó para recubrir una caja de 16cm. x 16cm. que puede usarse para guardar diferentes cosas, o poner una cuadrícula en su interior y usarla para sobres de té, o simplemente como adorno!

Trucos
Guardar todos los recortes que tengan un tamaño considerable, ya que después los podremos usar para hacer esquineros de cajas o apliques.
Destinar pinceletas viejas para pasar el cemento de contacto y para pasar la tinta para cueros que quedarán siempre para ese uso. La pinceleta del cemento se limpiará con tolueno; la de la tinta para cueros, con alcohol.